Nació el 24 de Junio de 1868 en Tecapa (hoy llamado Alegría) , departamento de Usulutan, en el oriente de la República de El Salvador, murió el 4 de septiembre de 1932 en San Salvador. Su nombre era: Vicente Alberto Masferrer Mónico.

Maestro de Maestros para unos, polemista, orador y periodista; pensador y defensor de la clase trabajadora para otros. Fue su vida una acción constante, discutido y querido, atacado y defendido, su labor siempre fue seguida con interés, jamás pasó desapercibida. Fundó el periódico “Patria” (1928-1930) en el que planteó lo mejor de su pensamiento y desarrolló su accionar para que El Salvador tuviese una verdadera democracia, social, económica y política. A los veinticuatro años publicó su primer libro llamado PAGINAS. Desempeño varios cargos públicos desde Archivero de la Contaduría mayor de la nación, pasando por redactor y Director del Diario Oficial hasta Cónsul en Costa Rica y Bélgica

Su salud fue muy endeble, un período de su vida lo paso en silla de ruedas. Pero su espirítu era de pelea, formidable periodista que sirvió desde su visión vitalista del Minimun Vital en el partido Laborista del Ingeniero Arturo Araujo, a quien ayudó a llegar a la presidencia de la República, pero éste y sus allegados en el gobierno, no cumplieron con su palabra en favor del pueblo, lo que permitió que el caldo de las injusticias, se agitara más y estallaran los levantamientos populares de enero de 1932; las matanzas con que fueron ahogados estos levantamientos por el general Maximiliano Hernández Martínez, afectó a Masferrer, que se sentía culpable por sus prédicas en el Minimun Vital.

Tras su derrota política y moral por el estallido de la violencia que trató de contener, fue exiliado a Honduras, donde falleció víctima de su endeble salud. Durante toda su vida adoleció de diversas enfermedades, postrándose en silla de ruedas por periodos cortos. Los detalles de su muerte son desconocidos puesto que falleció en la soledad. Por este mismo motivo, se ha levantado un debate acerca del sitio de su muerte, pudiendo encontrar minoritariamente fuentes que afirman que falleció en San Salvador. En homenaje a Masferrer, existen diversas escuelas, universidades, plazas y monumentos que llevan su nombre, honrándole a nivel oficial y reconociendo su fuerte influencia sobre las generaciones de educandos y literatos nacionales. Además, por decreto legislativo del 30 de agosto de 1949, la tumba de Masferrer se considera monumento nacional.

Obras Publicadas

 Colección de algunas obras de Alberto Masferrer Pese a la prolifera publicación de ensayos y escritos aislados, las obras completas publicadas por Masferrer son:

  • Páginas (1893)
  •  Niñerías (1985)
  • ¿Qué debemos saber? (ensayo epistolar, 1913)
  •  Leer y escribir (ensayo sociológico, 1915)
  •  Una vida en el cine (1922)
  •  Ensayo sobre el destino (1925)
  • Las siete cuerdas de la lira (ensayo filosófico, 1926)
  •  El dinero maldito (ensayo moral, 1927)
  •  Helios (ensayo, 1928)
  •  La religión universal (ensayo, 1928)
  •  El minimum vital (ensayo político-social, 1929)
  •  Estudios y figuraciones de la vida de Jesús (ensayo filosófico, 1930)
  •  El rosal deshojado (versos publicados póstumamente en 1935)
  •  Prosas escogidas (prosas publicadas póstumamente en 1968)